Para un amigo

¿Y si te dijera que el mundo no gira a tu alrededor y que no eres el centro del universo?

¿Qué pasaría si te dijera que la gran mayoría de la población mundial no actúa con el fin de ver tu reacción?

¿Y si te dijera que como tú, los demás también tenemos nuestros propios problemas?

Te comparto estas tres interrogantes para ponerte en contexto, para que sean el preámbulo de lo que tengo que decirte:

De verdad no puedes esperar ser la prioridad número uno en la vida de los demás, cada cual tiene asuntos que resolver. Los buenos amigos hacen hasta lo imposible por ayudarnos, pero no debemos olvidar que al final del día, tú, él, ella, yo, nosotros, todos, no somos más que seres humanos. No debemos olvidar que más allá de la complejidad de nuestra especie, de su perfecta y estructurada constitución biológica; somos mente, corazón, y pensamiento; somos criaturas imperfectas y que todos cometemos errores.

Advertisements

3 thoughts on “Para un amigo”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s