Dolor

…Fue en medio de la noche cuando fue consciente de él. Una idea que empezó como un susurro en la oscuridad, un suave murmullo del viento. Una idea que tomó forma, se convirtió en pequeñas agujas tallando su pecho, una incomodidad intermitente. Una idea que se hizo carne y puso su corazón en llamas…

*****

Foto: “Loneliness Marc Nadal Love Sadness 12” por Marc Nadal está licenciada bajo CC BY-NC-ND 2.0

Amor

…Llegó de forma inesperada a su vida. Jamás se le hubiese ocurrido que esa persona se convertiría en alguien indispensable para su existir. Nunca antes se había sentido de esta forma, sin saber dónde guardar tanto amor, rebosante de alegría, expectante a lo que traería el futuro. Lo que sentía era hermoso, magnífico e indescriptible. Deseaba sentirse así por el resto de su vida, como si nada le hiciera falta para vivir. Se había enamorado y ese sentimiento era recíproco…

*****

Foto por Leigh Kendell está licenciada bajo CC0 1.0

Esperanza

…Todo estaba dicho, sabía lo que el futuro le aguardaba: una muerte temprana, lenta y dolorosa, que se llevaría lejos todo lo que la hacía quien era. Y un día llegaste tú, le diste la esperanza que hasta ahora había evitado tener, dándole alas para soñar, dándole fuerzas para vivir…

Amanecer

…Y fue así como la luz se dispersó sobre la faz de la Tierra e inundó cada oscuro rincón de su inmensidad. Amaneció un nuevo día y el reinado de las tinieblas por fin llegó a su fin. El resplandor se coló bajo cada roca, en cada arroyo, se extendió más allá de la cima de la montaña, y alcanzó las profundidades del océano…

*****

Foto por Zwaddi, on Unsplash está licenciada bajo CC0 1.0

Resignación

…Alcanzó su punto de quiebre. Se cansó de intentar e intentar, de tan siquiera pensar que algo va a cambiar. Aborrece haber gastado tanto tiempo esperando un resultado diferente, un ligero cambio, un pequeña muestra de entusiasmo. Se cansó de todo: de los intentos fallidos, del rechazo, de anhelar algo que jamás sucederá…

Muerte

…Y pensar que por un momento creíste haber escapado de sus manos, del sufrimiento, de una guerra sin sentido, del dolor, de la oscuridad. Y aquí estás de nuevo, en el frío lugar al que nunca esperaste regresar. Te tiene en sus garras. Ha jugado bien sus fichas y ahora todo marcha según sus planes. Sólo sabes que mientras pueda hará de tu vida un infierno, te hará sufrir, arrasará contigo y con todo aquel que se interponga en su camino. ¿Por qué? Es algo que te has preguntado un sinfín de veces, a pesar de ya conocer la respuesta. Eres una amenaza, aquello que implica la destrucción de su imperio, y eso no es algo a lo que esté dispuesto a enfrentarse. Sin embargo, es astuto, sabe que no puede matarte, es consciente que destruirte sólo empeorará las cosas y que tu vida no es lo que más te importa. Así que te tortura, torturando a gente inocente, torturando a los que amas. Ha encontrado tu punto débil, ahora sabe que para destruirte no debe herir tu cuerpo, sólo debe lastimar aquello que te importa más. Y es así como poco a poco te rompe, te destroza, despedazando tu alma con cada alma que incinera frente a tus ojos…