Aquí conmigo

Yo quiero proponerle a usted un abrazo, uno fuerte, duradero, hasta que todo nos duela. Al final será mejor que me duela el cuerpo por quererle, y no que me duela el alma por extrañarle.

—Gabriel García Márquez (1927 – 2014)

Advertisements